El mercado de la electricidad


En mercado de la energía dos son los actores principales: los distribuidores, las comercializadoras. Los primeros se encargan de llevar la electricidad hasta el usuario; mientras que las segundas venden la energía a los consumidores finales.

Gracias a la liberalización del mercado de 1998, la cual se hizo efectiva en 2008 se estableció una diferencia entre los distribuidores y las comercializadores.

Una empresa dedicada a la energía puede tener por actividad el suministro eléctrico sin por la tanto comercializar la electricidad producida. De esta manera, el cliente tiene mayor libertad a la hora de elegir su suministro eléctrico y escoger la oferta más adecuada a sus necesidades.

El Gobierno español, creó en 2009 una nueva tarifa conocida como tarifa de último recurso (TUR). Esta medida permitió la coexistencia de las tarifas reguladas junto con las tarifas del mercado libre.

Para entender mejor el concepto de tarifa de último recurso se debe hacer referencia al PCPV o Precio Voluntario al Pequeño Consumidor. Esta, es la tarifa propia del mercado regulado y que sustituyó a la antigua tarifa de último recurso y a través de la cual el Gobierno estableció un precio fijo a la luz. Hay que anotar que ésta tarifa sólo está disponible para los consumidores cuya potencia contratada sea inferior a 10KW.

Dentro del mercado regulado se encuentras tres tarifas diferentes:

Tarifa de luz por horas: esta tarifa fija un precio de la luz distinto que varía todos los días. Para aprovechar al máximo de esta tarifa se debe consultar el precio PVPC desde las 20h del día anterior. Dentro de las condiciones necesarias para beneficiarse de esta tarifa se encuentra la instalación de un contador digital de luz, que debe ser instalado por la distribuidora eléctrica en donde se encuentre su vivienda.

Precio Medio Ponderado o PMP: Esta tarifa se aplica a las personas que tienen un contador antiguo en casa conocido como un contador analógico de luz. Debido a su antigüedad, con este contador no es posible diferenciar las horas en que el que consumo de electricidad es más alto, por lo que solo es posible medir la cantidad de energía que se consume al mes. La energía es cobrada al precio medio del PVPC que se haya registrado durante ese tiempo. Esta tarifa constituye una solución provisoria ya que por ley los distribuidores de electricidad están obligados a cambiar los contadores de luz analógicos por digitales antes de que termine el 2018. De esta manera todos los usuarios podrán acceder a una tarifa de luz por horas.

Tarifa fija anual: Gracias a esta tarifa el usuario puede tener una tarifa fija durante todo el año. Dentro de las condiciones para acceder a esta tarifa se encuentra una compromiso de permanencia de una año. Una de las ventajas principales de esta tarifa es que el usuario puede conocer con antelación el precio de la luz que va a pagar. Por el contrario el coste de la electricidad es más elevado con respecto a su precio real. Las comercializadoras son libres de elegir la tarifa que consideren más conveniente para el usuario por lo que no se les suele considerar como un tipo de tarifa PVPC.

En síntesis las ventajas de la Tarifa PVPC se pueden resumir de la siguiente manera:

El precio es fijado por el Gobierno. La tarifa no requiere la contratación de un servicio de mantenimiento adicional. Es recomendada para clientes que no deseen buscar continuamente nuevas tarifas.

De otra parte las ventajas de las tarifas libres son las siguientes:

El precio es fijado por las comercializadoras y referenciado al Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC) . Estas empresas aplican un descuento en ambos el término de consumo y el de potencia para disminuir el precio de la factura. El cliente tiene la opción de elegir entre las diferentes tarifas eléctricas la más económica.

En su mayoría el sistema de Precio Voluntario al Pequeño consumidor o PVPC es ventajoso para el consumidor, sin embargo algunas de sus tarifas también se encuentran en desventaja con respecto a otras tarifas, tal y como se puede observar en el siguiente cuadro comparativo:

Desventajas de la tarifa PVPC Desventajas de las tarifas libres
Las comercializadoras de referencia no aplican descuento a los consumidores. Las comercializadoras fijan libremente el precio de sus tarifas.
Los clientes con un consumo superior a 10KW no pueden beneficiarse de esta tarifa. En ciertas ofertas se incluye obligatoriamente el servicio de mantenimiento.

La liberalización del mercado eléctrico se acompañó de una diferenciación que estableció el Gobierno entre las comercializadoras y las distribuidoras. A su vez, se definieron las comercializadoras de referencia, es decir las empresas autorizadas a ofrecer este tipo de tarifas.

¿Cómo funciona el PVPC?

La tarifa del PVPC posee un precio diferente a cada hora del día, a esto se le conoce como tarifa de luz por horas.

El precio del PVPC al variar a lo largo del día hace que la luz sea más barata o más cara. Gracias al PVPC,los usuarios pueden contratar la modalidad de discriminación horaria, ésta permite obtener un precio de la luz más interesante durante un momento específico del día. De esta manera, se puede lograr un consumo aún más económico durante determinadas horas del día.

Se puede elegir una discriminación horaria en dos o tres periodos

La discriminación horaria en dos periodos: bajo éste régimen se debe distinguir las tarifas durante el verano e invierno. En invierno, el precio de la luz es más bajo de las 22h hasta las 12h, mientras que en verano el precio será más bajo entre las 23h hasta las 13h.

La discriminación horaria en tres periodos: bajo éste régimen el precio de la luz se concentra de 1h a 7h de la mañana durante todo el año. Existen tres periodos porque hay una franja horaria entre las 7h y las 13h y las 23h y las 1h que posee un precio intermedio. El precio más caro es cobrado en la franja de las 13h a las 23h. Acá podrás encontrar más información.

¿Cómo contratar el PVPC?

Lo primero que se debe hacer para obtener una tarifa PVPC usted debe entrar en contacto con una comercializadora de referencia, es decir una de las empresas autorizadas por el Gobierno y que hacen parte del mercado de referencia. para saber cuales son las comercializadoras que cuentan con la autorización para operar en el mercado eléctrico usted puede ir directamente en la lista publicada por la CNMC (Comisión de Mercados y de la Competencia).

Para contratar dicha tarifa no se deben pagar ningún recargo extra, no obstante si usted posee una tarifa de luz usted debe tener en cuenta si usted no está ligado por un compromiso de permanencia.

Para poder cambiar de tarifa al PVPC, usted debe reunir los siguientes documentos:

  • Datos personales y DNI del titular del contrato de electricidad.
  • Dirección de su vivienda.
  • Potencia requerida para su vivienda.

De otro lado, con el PVPC usted puede acceder al bono social por luz, que es una ayuda que ofrece el Gobierno y que se refleja en un descuento para las personas que no cuentan con suficientes recursos para pagar el recibo de luz. Para acceder a esta ayuda usted debe reunir ciertos requisitos como su nivel de renta y su situación familiar. Dicha ayuda debe solicitarse directamente con una Comercializadora de Referencia.

Los requisitos para acceder a ésta ayuda son los siguientes:

  • Ser titular del contrato de electricidad.
  • Tener contratada la tarifa PVPC.
  • Poseer una potencia contratada de menos de 10KW.
  • Solicitar el bono social para la vivienda habitual de su familia.

¿Qué tipo de descuento se obtiene con el bono social?

El subsidio que ofrece el Gobierno es asignado de acuerdo a la categoría de consumidor vulnerable. Existen dos tipos de consumidores vulnerables: los consumidores vulnerables, y los consumidores vulnerables severos en riesgo de exclusión social. Para los primeros existe una subvención del 100%, los segundos benefician de un descuento del 25% sobre el total de su factura.

El descuento al bono social es aplicado al total de la factura antes de incluir los impuestos. Esto es, sobre el término de potencia y el término de consumo.

Una vez hecha la solicitud de bono social, la empresa cuenta con 15 días para dar una respuesta al consumidor, quien recibirá una notificación de la parte de la Comercializadora de Referencia con respecto a si recibirá o no el subsidio o si debe tiene que entregar más documentación.

En caso de que el usuario deba aportar más documentación, la empresa cuenta con 15 días más para dar una respuesta definitiva. Dicho plazo transcurre a partir del momento en que la solicitud esté completa.

Con el bono social el usuario obtiene un descuento sobre una cantidad limitada de energía de acuerdo con la situación de la unidad familiar. Una vez el usuario sobrepase dicho límite el precio de la energía corresponderá al del PVPC sin descuento.

¿Cuáles son las Comercializadoras de Referencia a las que debo solicitar el bono social?

Actualmente 8 son las Comercializadoras de Referencia en España:

  1. Endesa Energía XXI, S.L.U.
  2. Iberdrola Comercialización de Último Recurso, S.A.U.
  3. Gas Natural S.U.R., SDG, S.A.
  4. EDP Comercializadora de Último Recurso, S.A.
  5. E.ON Comercializadora de Último Recurso, S.L.
  6. CHC Comercializador de Referencia S.L.U.
  7. Teramelcor, S.L. (únicamente en Melilla).
  8. Empresa de Alumbrado Eléctrico de Ceuta Comercialización de Referencia, S.A. (únicamente en Ceuta).

Elija su región:

Luz en Andalucía

Utilizamos las cookies para presentarle un contenido susceptible de interesarle.