Facturas de gas: ¿cómo ahorrar en 2020?

Resumen: Las facturas de gas reflejan el coste total que el cliente ha de abonar a la comercializadora en sus suministros. Es de vital importancia conocer detalladamente todos y cada uno de los conceptos asociados al contrato de gas natural; de esta forma, podrás saber cómo reducir los gastos y encontrar nuevas tarifas de gas natural que se ajusten a tus hábitos de consumo.

Entender las facturas de gas

Sobre las facturas de gas natural hay que destacar que:

  • Son el documento que periódicamente te envía la comercializadora.
  • Normalmente cada mes o cada dos meses.
  • Sirven para que el cliente sepa lo que tiene que pagar por el consumo.

Es de vital importancia que el titular del contrato energético conozca todos y cada uno de los detalles de su factura para verificar que todo está correcto.

¿Cómo se calcula el consumo de gas?

De las facturas de gas hay que destacar dos conceptos: el término fijo y el término variable. Conocerlos es de vital importancia a la hora de revisar tus facturas de gas natural. Por supuesto, no son los únicos.

¿Qué es el término fijo de la factura del gas?

Tarifa luz y gas Viesgo
El término fijo se ha de abonar aunque no se haya hecho consumo alguno.

Uno de los conceptos más importantes que se ha de tener en cuenta es el término fijo; es decir, el coste que el usuario paga por el mero hecho de estar conectado a la red de gas natural. Esta cantidad depende del peaje de acceso del hogar o la empresa y siempre es la misma cantidad sin importar si se utiliza el suministro de gas natural o no – es decir, que si te vas de vacaciones y no usas nunca el gas, igualmente tendrás que seguir pagando el término fijo.

¿Qué es el término variable de la factura del gas?

Se refiere a la cantidad se paga por el consumo del gas natural efectivo y puede mostrarse de las siguientes formas:

  • Factura de gas estimada: es decir, cuando no se ha podido acceder a la lectura, la comercializadora hace una estimación en base a tu consumo y te cobra una aproximación.  Por supuesto, una vez que se haya facilitado la lectura, se regulará el cobro.
  • Factura de gas con la lectura real: cuando se ha podido aportar la lectura de gas a la distribuidora a través de los cauces habituales la comercializadora te envía la factura de gas con el importe exacto de lo que has consumido y no una aproximación.

Por supuesto,  dependiendo de la época del año será más alto o más bajo – normalmente si tienes calefacción de gas natural este concepto será más alto durante los meses de invierno o de verano. Asimismo la cantidad consumida se mide, al igual que la electricidad, en kWh.

¿Qué otros gastos se incluyen en la factura?

Los términos variable y fijo son los más importantes pero no los únicos que hay en una factura. A continuación te explicamos los restantes:

  1. El impuesto de hidrocarburos: Se trata de una cantidad fija que se debe multiplicar por el número de kWh consumidos; es decir, cuanto mayor sea el consumo, más alto será el impuesto que se abone. En la actualidad, en 2020 el impuesto sobre hidrocarburos es el resultado de multiplicar 0,00234 € por cada kWh para consumos domésticos.
  2. El impuesto sobre el valor añadido: Este impuesto es el resultado de calcula el 21 por ciento de la base imponible. Es el mismo impuesto que se paga al adquirir prácticamente cualquier producto o servicio como puede ser al comprar un ordenador.
  3. Alquiler del contador de gas: Por regla general el contador de gas es propiedad de la distribuidora de la zona y, por tanto, se ha de pagar una mensualidad por él. Dicha cantidad está regulada y se incluye en la factura de la comercializadora, aunque el coste va destinado a la distribuidora.

Por otro lado, en algunos casos se incluiría también en esta factura el coste del servicio de mantenimiento en caso de haberlo contratado así como el canon de la finca por el coste del IRC (Instalación Receptora Común) del gas natural.

La factura de gas es mensual o bimensual?

Por regla general, las facturas de gas suelen llegar cada dos meses:

  • Esto es porque las distribuidoras suelen acudir a realizar las lecturas de los contadores de manera bimensual; por este motivo, para poder emitir facturas con lecturas reales, las comercializadoras suelen emitir las facturas de gas correspondientes cada dos meses aunque hay casos en los que sí se emite de forma mensual: por ejemplo, si es una tarifa plana de gas.
  • Si no te llega la factura de gas natural en este tiempo, consulta rápidamente con tu comercializadora.

El tiempo que estás tardando en leer esta frase es lo que se necesita para cambiarte de tarifa de gas con papernest a una más barata. ¡Llama ya! 

911 231 483

Información

¿Como  pueden pagar los clientes las facturas de gas natural?

Cada comercializadora establece diferentes formas para que los clientes puedan hacer frente al pago de sus tarifas. En la siguiente tabla te mostramos cómo hacer frente al pago en las principales comercializadoras.

Comercializadora Por teléfono Por internet Otras formas Domiciliación
Pagar la factura de gas a Iberdrola 900 225 235 Con tarjeta o Bizum Transferencia bancaria o en cajero.
Pagar la factura de gas a Repsol 900 118 866 A través de Mi Oficina Online En un cajero Sí.
Pagar la factura de gas a Endesa No aplica A través del formulario online o del área clientes de la página web o la app. En cualquiera de las entidades bancarias autorizadas o en una oficina de Correos. Sí.
Pagar la factura gas a Naturgy 900 100 251 A través del formulario habilitado por Naturgy en su página web o en el área privada. En cualquiera de los cajeros de los bancos autorizados o en una oficina de Correos. Sí.
Pagar la factura de gas a EDP 900 907 000 Realizando el pago a través de la aplicación edp online. A través del cajero o en cualquiera de las oficinas de EDP. Sí.
Pagar la factura de gas a Gas & Power No aplica Pagando de forma online a través de la página web. En las entidades bancarias seleccionadas y en las oficinas de Correos. Sí.

¿Qué ocurre con las facturas de gas pendientes?

Sobre este asunto hay que tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Normalmente las comercializadoras ofrecen el pago por domiciliación, que es mucho más cómodo para el usuario ya que no se tiene que acordar de cuándo ha de pagar a la comercializadora.
  • Sin embargo, en caso de que se opte por otra opción de pago, el cliente debe saber que dispone normalmente de unos veinte días hábiles para hacer frente al pago de la factura.
  • Si no lo hiciera, podría abonarla mucho más tarde sin temor a que haya un incremento por retraso en el pago de la factura de gas de Iberdrola.

¿Cómo ver la factura de gas natural?

Iberdrola, Endesa, Naturgy y el resto de comercializadoras suelen ofrecen dos formas de facturación:

  • Factura en papel: es el documento que te envían cada mes por correo postal a tu dirección con la factura de gas natural.
  • Factura digital: en lugar de recibirla en papel puedes solicitar la facturación electrónica de forma gratuita y pasarla a recibir en el correo electrónico y en tu área privada.

La facturación electrónica tiene muchísimas más ventajas que la de papel: en primer lugar, es más ecológica ya que se ahorra en papel, pero es que además permite que la recibas en tu correo justo en el momento de la emisión; de esta forma, podrás saber lo que vas a pagar con antelación.

¿Cómo reclamar una factura del gas?

Hay veces que los clientes reciben una factura de gas muy alta con un coste que no le corresponde:

  1. Uno de los motivos que puede haber ocurrido es que la factura de gas con Endesa sea muy alta porque se haya efectuado una lectura errónea del contador.
  2. Otro de los motivos por los que una factura de gas sea muy alta es que se haya efectuado un consumo estimado ante la imposibilidad de haber hecho una lectura real.  

En estos casos se debe solicitar una rectificación de la tarifa de gas natural; para ello, debes ponerte primero en contacto con la comercializadora y, en caso de no llegar a un acuerdo, realizar una reclamación por correo postal. Y en última instancia, en caso de no haber llegado a un acuerdo, se debe iniciar una nueva reclamación ante la oficina de consumo de tu comunidad autónoma.

¿Cómo cambiar de tarifa de gas?

Una de las grandes ventajas que tiene el gas natural es que, en comparación con la electricidad, resulta mucho más económico a la hora de utilizarlo para la calefacción y el agua caliente sanitaria. Sin embargo, eso no quiere decir que las facturas de gas natural te vayan a salir baratas en todo momento y en toda condición. 

  • Por eso, si piensas que la tarifa que tienes contratada, es recomendable utilizar un simulador de la factura de gas natural para conocer de primera mano si existen nuevas ofertas de gas natural más económicas para tu caso particular. Así, si encuentras opciones más económicas,  podrás cambiar de tarifa para comenzar a ahorrar.
  • Has de tener en cuenta, no obstante, que una vez solicitado el cambio no será inmediato: habrán de pasar al menos 15 días para que la gestión sean verdaderamente efectiva.
  • Así  mismo deberás asegurarte de que en tu antigua comercializadora no te encuentras en el periodo de permanencia ya que en ese caso habría que pagar una penalización y probablemente no merezca la pena el cambio.

¿Es posible ahorrar en el consumo de gas?

Para poder ahorrar en las facturas de gas es necesario, en primer lugar, que un contrato energético con los precios adecuados: en caso contrario, por mucha reducción del consumo que se haga, el coste de las facturas seguirá siendo alto. Una vez que se tiene la tarifa más adecuada, puedes reducir aún más el coste de las facturas de gas con los siguientes trucos:

  1. Contratar un servicio de mantenimiento del gas natural para evitar los costes altos ante averías en el suministro.
  2. Comprobar que se han realizad la revisión obligatoria de la instalación para comprobar que todo se encuentra en buen estado.
  3. Trata de optimizar tu vivienda para que ésta cuente con un aislamiento térmico adecuado, como puede ser cambiando las ventanas por unas nuevas de aluminio o de PVC.
  4. Comprar un termostato inteligente para regular la calefacción de forma adecuada gracias a un control más preciso de la temperatura.

Descubre la mejor manera de pagar menos por el gas de la mano de nuestros expertos.

Información

FAQ

¿Qué es una Tarifa de Último Recurso?

Dentro del mercado del gas natural existe una modalidad de tarifas cuyo precio está regulad por el gobierno y que ofrecen en exclusiva las comercializadoras reguladas: son las Tarifas de Último Recurso (las TUR) del gas natural. Para su contratación debes contar con una instalación con peaje de acceso 3.1 o 3.2; es decir, que no se puede superar un consumo anual superior a 50.000 kWh - de esta forma, es una tarifa exclusiva para clientes de gas natural particulares o pequeños negocios. Para poder conocer el precio actual de la TUR debes consultar el BOE, al que puedes acceder desde aquí.

¿Con qué comercializadoras puedo contratar el gas propano y el gas butano?

En la actualidad son las siguientes comercializadora las que ofertan el gas butano y el gas propano:

¿Cuál es mejor para el gas: Holaluz o Podo?

Las tarifas de gas de Holaluz  o de Podo son una de las que se posicionan como más económicas a la hora de contratar el suministro de gas natural en España; sin embargo, ¿cuál es mejor? Las dos cuentan con grandes ventajas como puede ser que ninguna tengo compromiso de permanencia y tienen precios muy económicos, ¿pero cuál elegir? En casos de duda lo mejor es preguntar por las opiniones sobre Podo y Holaluz y tomarlas en consideración a la hora de optar por una u otra.

Redactor

Escrito por Enrique Huetos

Actualizado el 14 Sep, 2020