Por qué la reducción de la contaminación no afecta al cambio climático

Resumen: Las grandes capitales de España como Madrid, Barcelona o Valencia, y también otras grandes metrópolis de Europa como París, han visto reducir considerablemente el nivel de contaminación a causa de las restricciones que han impuesto los gobiernos para frenar los contagios por COVID-19. Sin embargo, esto no va a afectar en absoluto a reducir el avance del calentamiento global, que es un proceso en el que influyen algo más que la movilidad de los vehículos en las grandes ciudades. En este artículo de descubrimos el por qué.

La contaminación se reduce ostensiblemente en las grandes urbes

Las medidas implantadas por el gobierno de Pedro Sánchez han logrado, con fortuna, frenar el avance del a juzgar por los resultados presentados por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

Unas medidas que se han conseguido gracias a la reducción drástica de la movilidad de la ciudadanía por casos justificados, lo que ha tenido como primera consecuencia que la visible boina de contaminación tan característica de ciudades como Madrid haya ido desapareciendo paulatinamente a lo largo de estas jornadas de estado de alarma.

Tal ha sido el cambio, que muchas personas han visto esto como una victoria frente al cambio climático.

Recuerda

Se ha reducido la contaminación por tráfico  a casi la mitad en ciudades como Barcelona o Madrid debido a las restricciones del gobierno según ha informado el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico. 

¿Esto significa que se ha frenado el avance del cambio climático?

Consumo de Carburante y Emisiones de CO2 en coches nuevos
El consumo de carburantes afecta a las emisiones de CO2.

El cambio climático y la contaminación atmosférica tienen un punto en común: la quema de combustibles fósiles como el gas, el petróleo o el carbón. Todo ello provoca un aumento de las emisiones de CO2 (dióxido de carbono) a la atmósfera, que es lo que produce el efectivo invernadero, y también otros contaminantes NOx (óxidos de nitrógeno) o el SOx (óxidos de azufre) que son tóxicos y es lo que hace que el aire esté contaminado. ¿Y qué elementos producen dichos agentes? Según apunta Gonzalo Sáenz de Miera en este artículo, son los siguientes:

  • CO2 : Generación eléctrica, transporte e industria.
  • Contaminación atmosférica: Tráfico y calefacciones de carbón de las ciudades, así como el uso de biomasa para cocinar y calentarse y las centrales eléctricas de carbón.

No es lo mismo contaminación que cambio climático

El cine y el cambio climático
La contaminación por vehículos se da principalmente en las ciudades.

En este sentido, debido a la reducción del uso de los vehículos privados y de los transportes en general, la consecuencia más directa que ha tenido este «parón» ha sido el descenso de la contaminación pero no del avance del cambio climático puesto que, aunque los coches son uno de los principales emisores de CO2, no son los únicos que lo producen; por ejemplo, las centrales eléctricas han tenido que seguir funcionando estos días de confinamiento, y estas son una de las principales causantes de las malas emisiones para la atmósfera.

¿Cuál es el camino a seguir a corto y largo plazo?

Ley Cambio Climático y Transición Energética
Europa está luchando por reducir el cambio climático.

Aún es pronto para determinar si la reducción de la movilidad va a tener un impacto notable en las emisiones del CO2  y de NOx, aunque es posible que la situación actual pueda ayudar a conseguirlo. El objetivo en la actualidad en Europa es lograr lo planteado en el Acuerdo de París en 2015, que firmaron 195 países y cuya principal meta es mantener debajo de los 2ºC el aumento de la temperatura media del planeta.

Redactor

Written by Enrique Huetos

Actualizado el 6 Abr, 2020