Upcycling: ¿una forma de ahorrar energía?

Resumen: El upcycling es un término que aparece cada vez con más frecuencia en las noticias. Pero, ¿sabe realmente lo que es? Además de reducir los residuos, el upcycling podría ahorrar mucha energía, si la tendencia fuera a nivel industrial.

❓ Upcycling, ¿qué es?

El término upcycling hizo su aparición en los años 90. Su traducción literal es: Reciclar desde arriba. La palabra fue utilizada por primera vez por un antiguo ingeniero alemán, Reiner Plitz, que se convirtió en diseñador de interiores.

El upcycling es cada vez más popular hoy en día. ¿Por qué? Porque la protección del medio ambiente es un tema cada vez más presente en la mente de los consumidores. Hoy en día, muchas personas buscan formas de reducir los residuos y ahorrar energía.

Si el upcycling es especialmente conocido en el mundo de la moda, es porque ésta es la segunda industria más contaminante del mundo. Cada año se producen más de 140.000 millones de prendas.

👩🏽‍💻 ¿Cuáles son sus características?

El upcycling es la transformación de un producto para darle una segunda vida. El upcycling puede referirse a varios campos, como la ropa (más globalmente los textiles), la decoración o la joyería.

Ejemplo:

En decoración, puede tratarse de la recuperación de palés que se utilizaban principalmente para el almacenamiento de mercancías, para utilizarlos como cabeceros o estanterías.

 

⚠️ ¿Qué diferencias hay con el reciclaje?

La idea básica es la misma: reutilizar productos para darles una nueva vida. Pero entonces, ¿cuál es la diferencia? El objetivo del upcycling es dar una nueva vida al producto, aportando calidad y valor añadido. El uso del producto creado se alejará, en la mayoría de los casos, de su uso básico.

🤷 ¿Un método adoptado a escala industrial?

Si el upcycling es conocido y practicado sobre todo por los particulares, este concepto está empezando a desarrollarse a nivel de las marcas. Cada vez es más apreciada y podría hacerse rápidamente un hueco a nivel industrial.

Marcas de ropa

Este es ya el caso de la alta costura, con algunas marcas que adoptan el upcycling. Los consumidores buscan cada vez más marcas eco-responsables, y eso, la marca francesa Marine Serre lo ha entendido. Esta diseñadora basa sus colecciones en tejidos que reutiliza.

Pero no sólo la alta costura se interesa por el upcycling. Cada vez aparecen más marcas de moda eco-responsable en el mercado francés, por ejemplo. Es el caso, por ejemplo, de la marca Les récupérables. La idea de la marca se basa en la observación de su creadora: Anaïs Dautais Warmel, que se dio cuenta de los cientos de kilos de textil que se pierden cada día, a causa del Fast Fashion. El principio de la marca es el siguiente: ropa hecha según el principio del upcycling, 100% fabricada en Francia.

Marcas de decoración

No sólo la industria textil se está aficionando al upcycling. La decoración también se ve afectada por este fenómeno.

La marca Septembres transforma sus botellas de vino en objetos decorativos. También en este caso, la marca se fabrica al 100% en Francia, y pretende reducir los residuos producidos durante el reciclaje del vidrio.

¿Sabías qué?

El reciclado de vidrio genera CO2. Para el reciclaje de un kilo de vidrio se producen entre 300 y 500 gramos de CO2.

Pero eso no es todo, la marca Extramuros ofrecerá, por ejemplo, a sus clientes, en su mayoría empresas, crear muebles a medida. ¿La base de este mobiliario? Madera que la empresa habrá recuperado de las obras de construcción o de los lugares de clasificación de residuos.

 

⚡ ¿Qué diferencia hay con la energía?

 

📈 Ahorro de energía

El principal beneficio que se puede señalar al hablar de upcycling es, por supuesto, el ahorro energético que supone.

🧺 Reducción de los residuos

Un hecho innegable que se puede hacer con el upcycling es que permite una reducción neta de los residuos. Los materiales que deberían haberse desechado se reutilizan para crear otros productos. La idea de reutilizar materiales nos permite no excluir ninguno, sino tenerlos todos en cuenta.

💧 Ahorro de agua

Los residuos no son lo único que hay que tener en cuenta cuando se habla de upcycling. En general, la producción a gran escala en la industria es muy intensiva en agua.

Si volvemos a tomar el ejemplo de la industria textil, la producción de ropa requiere una gran cantidad de agua. Se calcula que el 4% del agua potable se utiliza en la producción de ropa en un año.

¿Sabías qué?

Se necesitan 1350L de agua para producir un par de calcetines de algodón de 60g.

🪵 Ahorro de materias primas

No es de extrañar que el upcycling ahorre materias primas. Dado que los recursos se reutilizan constantemente para crear otros productos, no hay necesidad de nuevos materiales para crear nuevos productos.

💡 Ahorro de electricidad

La electricidad también es un recurso muy utilizado en la producción de ropa. Por supuesto, la electricidad es necesaria para el funcionamiento de todas las plantas de producción textil.

Con el upcycling, todo el proceso de producción de los productos es inexistente. Otra diferencia con el reciclaje es que el proceso de upcycling es mucho menos intensivo en energía, ya que no se consume energía adicional para crear nuevos materiales.

 

👉 ¿Qué cambiaría si todas las industrias hicieran upcycling?

Detengámonos un momento e intentemos imaginar cuáles serían las consecuencias si todas las grandes industrias de la moda empezaran a reciclar. El consumo excesivo ya no existiría. Se conseguiría un ahorro energético inimaginable cada año.

Si las marcas sustituyeran la moda rápida por el upcycling, ahorrarían mucha agua, electricidad y materias primas. Los residuos también se reducirían considerablemente, ya que un producto ya no se tiraría en cuanto fuera inservible, sino que se recuperaría para crear uno nuevo.

Para saber más sobre el upcycling, puedes leer este artículo.

Redactor

Escrito por Raquel Pascual

Actualizado el 28 Abr, 2021