Vivimos un momento histórico en el que el cambio climático es uno de los problemas más graves para el medio ambiente y para la sociedad. La temperatura del planeta es una de las variables más alarmantes de esta alteración ambiental. Según la Organización Meteorológica Mundial (OMM), los últimos seis años se registraron como los más cálidos desde 1880 y predice que a partir de 2024 el aumento de las temperaturas podría superar los 1,5ºC.

Una de las principales razones del calentamiento global es el uso de energías sucias. Alrededor de 90 comercializadoras de luz y gas son responsables de casi ⅔ partes de las emisiones de todo el planeta. Por ello, cada vez más compañías de luz, -como Endesa, Iberdrola o Naturgy- buscan nuevas fuentes de energía que sean eficientes y 100% limpias.

Impactos del cambio climático

Estrategia de Descarbonización a Largo Plazo (ELP 2050)

Para evitar un catastrófico futuro medioambiental, la Unión Europea persigue el objetivo de conseguir la transición ecológica hacia una economía con cero emisiones netas de los principales gases de efecto invernadero (GEI) de aquí a 2050. Lograr esta neutralidad climática sería posible gracias a las iniciativas políticas del Pacto Verde Europeo que siguen el compromiso del Acuerdo de París.

En este acuerdo, los países se comprometieron a preservar el calentamiento global por debajo de los niveles de la sociedad preindustrial, preferiblemente con valores inferiores a los 2ºC. Además, los Estados miembros debían formular estrategias a largo plazo de al menos 30 años, para conseguir la descarbonización de la economía. Por ello, la ELP tiene como meta presentar planes a medio y largo plazo sobre cómo superar posibles crisis eléctricas futuras y aprovechar los cambios tecnológicos para conseguir la neutralidad climática.

Evolución de las anomallías de la temperatura mundial (ºC)

Evolución de las emisiones globales de CO2 por origen

El futuro de las energías renovables para 2030

Se espera que para 2030 la cantidad de electricidad producida mediante fuentes de energía renovables aumente del 25% al 50%. A la par, también se debe generar energía en cantidades suficientes en los días sin sol ni viento, por lo que se necesita un entorno que favorezca el almacenamiento y el acceso a tecnologías que permitan la durabilidad del sistema eléctrico.

Sin embargo, el uso de renovables no va ligado obligatoriamente al ahorro en la factura de la luz, por lo que para que aumenten las fuentes de energía limpia, hay la obligación de ofrecer precios competitivos. Así, el sector energético prevé que las tecnologías con costes variables bajos acabarán eliminando a las más caras.

Reformas necesarias para cumplir los objetivos de la ELP

Wärtsilä -grupo tecnológico finlandés dedicado a la fabricación y prestación de servicios a centrales eléctricas y al mercado marino- ha realizado recientemente un estudio en el que refleja la necesidad de que la Unión Europea reforme su diseño del mercado energético para poder alcanzar los objetivos de la ELP. 

El estudio que han llevado a cabo se llama Energy Market Redesign: Por una Europa descarbonizada, y en éste se presentan las medidas críticas que se deben aplicar para invertir en la flexibilidad del sistema eléctrico y en la transición hacia el consumo de energía neta cero. La flexibilidad de la red permite la adaptación de la misma a las condiciones cambiantes para mantener el equilibrio entre lo suministrado y lo retirado del sistema. 

Según la organización finlandesa, las centrales eléctricas de Europa van a necesitar un mínimo de 1.100 gigavatios (GW) de capacidad de generación neta de hoy a 2030. Pero la inestabilidad de las renovables provoca que esa cantidad de energía pueda variar hasta 500 GW en el período de un año. Por esta razón, se prevé que las tecnologías que permiten el equilibrio energético tendrán un gran protagonismo en la Unión Europea y constituirán el 19% de las generadoras de electricidad.

Wärtsilä da una serie de consejos para conseguir esta reforma:

  • Invertir en la capacidad energética de equilibrio para ayudar a las renovables.
  • Dar acceso a los precios reales para incentivar el crecimiento de las tecnologías de capacidad de equilibrio.
  • Disponer de un sistema de precios granular.

El problema actual es que el sistema de precios de la energía no es transparente porque fija los precios en base a un gran territorio, sin contar con los límites de transmisión que perjudican el flujo de la corriente.

Para solucionar esta problemática se debe cambiar el sistema de precios por uno más granular, es decir, por uno que muestre de manera transparente las condiciones de la oferta y la demanda en distintas localidades dentro de la red eléctrica.

Comentarios

bright star bright star bright star bright star grey star

En savoir plus sur notre politique de contrôle, traitement et publication des avis