El precio de la luz sobrepasa los 100 euros el MWh

Resumen: Histórico récord del coste de la electricidad. Ya ha superado la frontera que todos temían y lo peor es que se esperan nuevas subidas durante 2021. ¿Por qué no funcionan las medidas del Gobierno?

El precio más caro en los últimos 20 años

Algunos tertulianos lo venían advirtiendo desde hace un par de meses. Si el precio de la luz continuaba subiendo en esa escala terminaríamos superando la barrera de los 100 euros por MWh. Y así ha sucedido.  Se trata del precio más alto de la luz en 20 años, desde que la luz se disparó hasta los 103,76 euros el megavatio hora.

El precio no ha parado de subir en los últimos meses.

El precio medio tuvo el día 20 de julio el máximo entre las 9 y las 10 de la mañana con 111,36 euros/MWh y el mínimo a 94 euros/MWH, entre las 04 y las 05.00 horas.

De esta forma se supera el precio alcanzado repentinamente durante la tormenta  provocada por la ola de frío Filomena.

Desde el segundo trimestre de 2021 el precio de la electricidad no ha parado de subir tras su bajada de febrero. Aunque no pueda compararse su precio a 2020 por el confinamiento, también supera los precios de 2019.

¿Por qué sube el precio de la luz?

Pese a las medidas del Gobierno para controlar el precio de la luz como la bajada del IVA del 21% al 10%, el coste de la energía sigue subiendo sin control y sin visos de que vaya a frenarse durante este año. ¿Por qué sube el precio de la luz pese a las medidas del ejecutivo? Existen varias razones:

  1. Caída de la producción de energías renovables.
  2. Subida del coste de emisión de CO2.
  3. Aumento del precio del gas natural.
  4. Paralización temporal del 43% de producción nuclear.
  5. Incremento de las temperaturas.

El segundo trimestre del año suele traer periódicamente una época de lluvias que llenan los embalses y como causa de ello una mayor aportación de la energía hidráulica, más barata. Este año no ha sido así y por lo tanto ha sido necesario tirar de energías más caras, como el gas natural.

También ha sucedido lo mismo con la energía eólica. El cambio climático ha provocado un descenso, tanto en las precipitaciones como en el viento como consecuencia de las sequías.

El mercado del CO2 se ha vuelto loco

El mercado del CO2 está en auge. Se trata del pago que realizan las compañías por emitir gases de efecto invernadero. Como los mercados también pueden invertir en estos bonos, su precio ha subido y lo ha hecho de una forma desorbitada. De los 33 euros por tonelada de CO2 hemos pasado a los 53 euros en junio, y continúa subiendo. Una buena noticia para el medio ambiente, pero una mala noticia para los consumidores más vulnerables, ya que las eléctricas cargan este concepto sobre la factura.

El aumento del precio del gas contribuye a aumentar la factura.

A todo esto hay que sumar que algunas centrales nucleares están paradas por mantenimiento o recarga, por lo que están al 57% de su producción. Esta fuente de energía, pese a no ser renovable, es muy barata y suele ser sustituida por centrales de ciclo combinado de gas, mucho más caras. Por su parte, el gas natural, con mayor demanda, sigue también subiendo su precio.

Y para colmo de males, la llegada de uno de los veranos más calurosos de los últimos años ha creado la tormenta perfecta, ya que la demanda de energía por los aires acondicionados dispara la demanda.

¿Cómo podría bajarse la factura de la luz?

El inspector de Hacienda, Raúl Burillo, ha mencionado en el último programa de Las cosas claras que no es suficiente con bajar el IVA de la luz, ya que además los impuestos es un pago que se reparte entre todos, sino que también se deben reducir los beneficios de las grandes eléctricas. En la sección de consumo de este programa, se ha recordado que tres grandes compañías se reparten el 80% del mercado, Endesa, Iberdrola y Naturgy.

Facua pide que se investigue

La asociación de consumidores Facua y el grupo parlamentario de Unidas Podemos ha pedido a la CNMC que investigue a las grandes eléctricas por posible manipulación de precios. Sus sospechas se basan en condenas por prácticas en el pasado para paralizar la producción de las energías más baratas y vender así la energía más cara.

Otra de las razones de esta fijación de precios es que el mercado eléctrico español es un mercado marginalista, por lo que la última energía que casa demanda con oferta, la más cara, dicta el precio que debe pagarse a todos los productores.

Son muchas las propuestas que se hacen desde el Congreso de los Diputados para reducir el precio de la luz, desde la creación de una empresa pública de electricidad hasta el impulso de las energías renovables. Mientras tanto el precio de la electricidad seguirá subiendo de una forma imparable.

Actualizado el 22 Jul, 2021

redaction Sobre nosotros
Redactor

Alejandro Plaza

Un día sin sol es, ya sabes, de noche