La pobreza energética afecta a 4,5 millones de españoles

Resumen: Tras la subida imparable de los precios de la energía, España se ha convertido en uno de los países con la electricidad más cara de Europa. 4 millones y medio de españoles son incapaces de afrontar el pago de la factura eléctrica que afecta mayormente a personas en situación de pobreza o exclusión social, a pesar de las medidas tomadas por el Gobierno.

Para empezar: ¿Qué es la pobreza energética?

La pobreza energética es la situación en la que un hogar es incapaz  de pagar por los servicios de energía mínimos para cubrir sus necesidades básicas o deben destinar una gran parte de sus ganancias a pagar la factura del consumo eléctrico de su vivienda. Este problema afecta directamente a personas en situación de pobreza o exclusión social.

Esta llamada ‘pobreza energética’ afecta a 1 de cada 10 españoles. Esto quiere decir que, el Gobierno de España estima que, 4 millones y medio de personas en nuestro país tienen dificultades para calentar su hogar en épocas de invierno.

La factura en los hogares ha incrementado un 70%

Es evidente que el coste energético preocupa a demasiados españoles.  La factura en los hogares ha incrementado en un 70% desde años atrás y según un estudio de Facua-Consumidores en Acción ha llegado a superar  los 81,85 euros de media.

Una de las energías más caras

Un documento reciente proporcionado por la Comisión Europea (CE) sobre precios y costes de la energía determina que España se encuentra en la quinta posición con la electricidad más cara de Europa por detrás de Dinamarca, Béliga, Alemania y Portugal.

Recién entrados en 2019, el precio de la luz tampoco presentas síntomas de abaratamiento ya que el precio de la electricidad se ha disparado un 40% con respecto al comienzo de año del año anterior.

 

España necesita políticas de eliminación de pobreza energética

Otros países como el Reino Unido, ya tiene póliticas que facilitan la eliminación de la pobreza energética mientras que España, carece de un plan claro y fuerte de lucha contra la pobreza energética y el encarecimiento de la energía.

En España, los impuestos representan más de un 26% del coste de nuestra factura de la energía, que son:

  1. IVA: representa un 21% sobre precio final de la factura de la luz
  2. Impuesto de la Electricidad: supone un 5,11% sobre la potencia y el consumo

Por esta razón y con la intención de rebajar ligermente el montante final a pagar en la factura, el Gobierno ha congelado para 2019 los cargos eléctricos y peajes energéticos, por quinto año consecutivo.

Existen además, otras medidas adoptadas por el Gobierno para reducir el impacto de la pobreza energética como el bono social.

Un bono social es un descuento en la factura eléctrica, otorgado a consumidores vulnerables y en exclusión social que tienen dificultades para hacer frente al pago de la factura eléctrica.

Esta normativa fue calificada por el  mismo Gobierno como «más que suficiente para la cobertura total de todas las personas con riesgo de pobreza energética que hay actualmente en España».

Sin embargo, muchos españoles califican esta medida como insuficiente ya que, al no existir una definición exacta de pobreza energética, se cuestiona si realmente se benefician de ella las personas que realmente lo necesitan.

La causa de muchas muertes en España

Mucha gente no es consciente del peligro de esta situación en España.  A tenor de un estudio de la OMS (Organización Mundial de la Salud), entre un 30% y un 50% de las muertes adicionales que ocurren en los meses más fríos son causadas por la pobre e insuficiente climatización en hogares, lo que significa que la pobreza energética supera en muertes a los accidentes de tráfico en nuestro país.

De esta forma y según un documento ofrecido por la Asociación de Ciencias Ambientales (ACA), la pobreza energética es la causa de unas 7.100 muertes anuales, casi 3000 más que las ocurridas en carretera en 2014.

¿Afecta a todos los españoles por igual?

Castilla-la-Mancha es la más afectada por la pobreza energética

Debido a las temperaturas, el acondicionamiento de las viviendas y el poder adquisitivo de las personas, la pobreza energética no afecta a todas las Comunidades Autónomas por igual. La más afectada es Castilla-la -Mancha donde este problema afecta a aproximadamente un 20% de sus ciudadanos.

Extremadura, Castilla y León, Murcia y Cantabria son las Comunidades Autónomas que sobrepasan en un 11% las casas con problemas para calentarse durante los meses de frío seguido de La Rioja con 10,80%. En Aragón, Madrid, Islas Baleares, Andalucía y Navarra la vulnerabilidad energética no alcanza el 10%.

En el otro extremo, vascos, canarios, valencianos, gallegos y asturianos son los que menos sufren para calentar su domicilio.

Cómo solucionarlo

La solución de la pobreza energética se encuentra, en parte, en la eficiencia energética. Muchas de las viviendas en España no pueden afrontar el pago de su consumo debido a que este es muy alto, consecuencia de la mala climatización de su hogar.

Rehabilitación energética

Los ciudadanos y el Gobierno, deberían comprometerse a fabricar y comprar viviendas asequibles aclimatadas adecuadamente o llevar a cabo una rehabilitación energética en las viviendas españolas y así, reducir su factura de la luz.

Comentarios

Lee más sobre nuestra política de control y tratamiento de opiniones: haz clic aquí