Cómo pagar mi factura de luz

¿Quieres información sobre las comercializadoras?

Llámanos al Nº de atención al cliente:

911 236 103

Llamada gratuita

¡Gracias! Un asesor le llamará al

Información

Resumen: Las comercializadoras eléctricas disponen de diferentes métodos para pagar las facturas de la luz. Como cliente, puedes elegir el método de pago que te resulte más cómodo.

Cómo pagar la factura de la luz

Para pagar una factura de la luz, las comercializadoras eléctricas ofrecen diferentes métodos de pago sin tener en cuenta cada cuánto se paga la luz:

  • Domiciliación bancaria: mediante este método, el cliente proporciona a la comercializadora el número de cuenta bancaria al que quiere domiciliar los pagos de la factura de la luz. La comercializadora procederá a realizar cobros automáticos de cada factura cuando sea debido. La domicialización es un método cómodo y sencillo para el cliente ya que no tiene que preocuparse de realizar el pago mensual del recibo de la luz, se hace de manera automática. Para poder pagar tus facturas de la luz a través de este método, deberás disponer de una cuenta bancaria con fondos suficientes para pagar cada recibo.
  • A través de Internet: el cliente puede pagar sus recibos de la luz con su tarjeta de crédito a través de Internet en el momento que las reciba. Actualmente, muchos clientes escogen este método por la comodidad y rapidez que proporciona.
  • Transferencia bancaria: los clientes también pueden elegir realizar transferencias bancarias a la comercializadora en el momento en el que reciban las facturas de la luz. El proceso en este caso no es automático ya que tiene que ser el propio cliente quien haga la transferencia de una cuenta a otra. Además, cada vez menos usuarios escogen este método de pago por los límites en días y horas que exigen los bancos para realizar estos pagos.
  • Por teléfonoalgunas comercializadoras permiten el pago de los recibos de luz por teléfono. El cliente deberá proporcionar ciertos datos via llamada telefónica. Debes asegurarte de tener una tarjeta que la compañía acepte: Visa y MasterCard no suelen dar problemas.

El cliente es libre de elegir el método de pago de los recibos de la luz, pero en cualquier caso, el importe se debe abonar a tiempo o el cliente podrá sufrir problemas con su suministro.

Si tienes dudas con entender tu factura de la luz o el gas, te damos más información. O puedes contactar con la comercializadora con la que tengas tu contrato.

Impago de la factura de la luz

Cuando el cliente no paga la luz a tiempo, contará con un plazo para abonar el importe necesario además de unos intereses añadidos por el impago. La comercializadora eléctrica le avisará del impago y en caso de no abonar el importe del recibo de la luz, le avisará con anterioridad del corte de suministro eléctrico.

El retraso en el pago de la factura de la luz supondrá un interés de demora que se sumará al importe total del recibo mensual de la luz. La comercializadora le proporcionará al cliente un plazo de 20 días naturales para abonar el importe debido. Si no se abona en ese plazo, la compañía eléctrica procederá al corte del suministro de luz.

Como consecuencia del impago de las facturas de luz, el cliente se quedará sin suministro eléctrico. Además, supondrá consecuencias económicas para el cliente ya que los gastos de dar de alta de nuevo el suministro los tendrá que volver a pagar él mismo.

¿Corte en el suministro?

Llamada gratuita

Si te han cortado la luz y quieres volver a darla de alta, llama a papernest y te ayudamos

Información

¿Cómo ahorrar en la factura de la luz?

La mejor manera de ahorrar dinero cada mes es: calcular la factura de luz todos los meses. Para ello se deberá revisar que el suministro con el que cuenta la vivienda es el adecuado para el consumo eléctrico mensual.

  • Reducir la potencia eléctrica: el término de potencia es un coste fijo en las facturas de la luz que representa la potencia máxima a la que puede llegar el suministro eléctrico en la vivienda. Si nunca te han saltado los plomos, es posible que estés pagando por una potencia superior a la que necesitas. Para evitar esta situación, es aconsejable calcular la potencia que necesita tu hogar. ¿Cómo puedes hacerlo? Deberás sumar las potencias de cada aparato eléctrico que está conectado al suministro. Lo recomendable es contratar una potencia por encima de esta suma, pero no demasiado superior ya que si no, pagará de más. Reducir la potencia eléctrica supone un coste de 9,04 + IVA por los derechos de enganche que suponen modificar la potencia en el contador eléctrico. Este coste se abonará a la distribuidora eléctrica directamente. Recuerda: solo podrás bajar la potencia de tu inmueble una vez al año.
  • Racionalizar el uso de electrodomésticos: muchos electrodomésticos se usan de manera inapropiada y esto puede suponer entre un 15% y un 40% de gasto extra en tu consumo mensual de luz. Algunos ejemplos son: tener la nevera demasiado tiempo abierta, no configurar bien su temperatura o introducir platos calientes; uso excesivo de la secadora si hay posibilidad de tender la ropa; usar programas de agua caliente en la lavadora y usarla para lavar poca cantidad de ropa; lavar a mano con agua caliente en vez de utilizar el lavavajillas; abrir el horno mientras está en uso.
  • Temperatura constante del termostato: mantener una temperatura constante del termostato de la calefacción ayuda a reducir las facturas de la luz.
  • Aprovechar la luz solar: evitar el uso indebido de la luz durante las horas en las que haya sol.
  • Evitar fugas en estancias climatizadas: En invierno, asegurar los cierres de puertas y ventanas para evitar fugas de temperatura.
  • Usar bombillas LED: Sustituir las bombillas convencionales por bombillas LED reduce el consumo de luz. Aunque sean más caras que las convencionales, su consumo es mucho menor y su potencia lumínica mayor.

Si estos consejos no son suficientes para reducir tus recibos mensuales de la luz, puedes plantearte contratar una tarifa de luz con mejores condiciones. También es recomendable pasarse a tarifas del mercado libre en caso de que la actual pertenezca al mercado regulado ya que así evitarás los cambios de precios del PVPC. Otra opción es cambiar tu tarifa por una que cuente con discriminación horaria si la gran mayoría de tu consumo se concentra en unas horas del día o puedes cambiar tus hábitos para concentrar el consumo en unas horas en particular. De esta forma, pagarás un precio más bajo en las horas donde efectúes la mayor parte de tu consumo.

Recuerda

Tras la aprobación de la Ley 54/1997, en España comenzó el proceso hacia la liberación del mercado de la energía. Una vez conseguido, los consumidores adquirieron muchas ventajas, entre ellas el poder elegir entre tarifas del mercado libre y tarifas del mercado regulado. Además, también pueden elegir las comercializadoras con las cuales contratar los servicios, aunque las distribuidoras siguen siendo asignadas por el Gobierno.

Cambiar de tarifa de la luz

Un importe demasiado alto en tus facturas de la luz suele ocurrir principalmente por tener una potencia contratada superior a la que necesitas o por no tener una tarifa de luz correcta para tu consumo. Por ello, primero de todo deberás conocer cuál es la potencia eléctrica real que necesitas en tu domicilio y posteriormente, proceder al cambio de la tarifa de luz.

No consiste en buscar la tarifa de luz más barata, si no la que se adapte mejor a tus necesidades como consumidor. Dependiendo de la comercializadora y las condiciones de la tarifa, una oferta puede ser más rentable para un consumidor que para otro. Para elegir sabiamente su tarifa de luz, debes prestar atención a los siguientes factores:

  • Precio del término de consumo y del término de potencia.
  • Condiciones de contratación: es recomendable escoger tarifas sin permanencia y con servicios asociados como los de mantenimiento en caso de que se produzca algún problema.
  • Condiciones del inmueble:  número de ocupantes del domicilio o local, horas que pasan dichos ocupantes en el inmueble y saber en qué horas se concentra el consumo de éstos.
  • Aislamiento del inmueble: aislar la vivienda o local para evitar fugas de temperatura.
  • Localización geográfica del inmueble.

Elegir la tarifa que más te convenga una vez tenga en cuenta todos estos factores es sencillo gracias al uso de comparadores de tarifas de luz. Éstos realizarán un estudio personalizado basado en los datos que deberás proporcionar y te aconsejará aquellas tarifas que se adapten mejor a tus condiciones sin ningún gasto adicional.

FAQ

¿Cómo ver mi factura de la luz?

El detalle de la factura eléctrica se puede consultar a través del área privada para clientes de la que disponen todas las comercializadoras. Para acceder a tu área personal deberás registrarte en la plataforma online aportando una serie de datos personales y datos sobre tu contrato de luz. Una vez finalizado el proceso de registro, podrás acceder al área de clientes desde donde podrás consultar tus facturas y descargarlas.

También puedes recibir tus facturas a tu correo electrónico si activas el servicio de factura electrónica.

Si tienes alguna duda sobre tu factura de la luz, llama a papernest y te ayudamos

Información

Comentarios

Lee más sobre nuestra política de control y tratamiento de opiniones en nuestras menciones legales