Compara las mejores tarifas de luz en 5 minutos y ahorra hasta 200€ al año

911 236 103

One Luz

0,1198 €/kWh

Precio por kWh

19,72€

Precio término fijo al mes

  • Precio fijo 24 horas
  • 100% online
  • Sin permanencia

Tarifa Online

0,1199 €/kWh

Precio por kWh

20,28€

Precio término fijo al mes

  • Precio fijo 24 horas
  • Asistente de protección de pagos
  • 100% online

Clásico

0,1390 €/kWh

Precio por kWh

18,23€

Precio término fijo al mes

  • Precio fijo 24 horas
  • Prefactura antes de cobrar
  • Precio garantizado durante todo el año

Tarifa fija

0,137 €/kWh

Precio por kWh

23,63 €

Precio término fijo al mes

  • Energía 100% renovable
  • Asistente de protección de pagos
  • 100% online

Plan Estable

0,1603 €/kWh

Precio por kWh

21,56€

Precio término fijo al mes

  • Precio fijo 24 horas
  • Energía 100% renovable
  • 100% online

papernest no ofrece tarifas de Iberdrola

Fórmula Luz

0,1394 €/kWh

Precio por kWh

20,15€

Precio término fijo al mes

  • Precio fijo 24 horas
  • 2.000 puntos EDP
  • Sin permanencia

papernest no ofrece tarifas de EDP

Dar de alta la luz en una comunidad de vecinos

¿Quieres dar de alta la luz?

Llámanos al Nº de atención al cliente:

911 236 103

Llamada gratuita

¡Gracias! Un asesor le llamará al

Información

Resumen: El alta de la luz en una comunidad de vecinos es una gestión necesaria en cualquier edificio para el buen funcionamiento de las zonas comunes así como de los ascensores, puertas de garaje y cámaras de vigilancia.

Dar de alta de la luz en una comunidad de vecinos

Tanto el alta de la luz como la contratación del servicio en una comunidad de propietarios la debe solicitar el administrador o presidente del edificio, el cual necesitará una aprobación previa de todos los propietarios del recinto.

Antes de proceder a dar de alta la electricidad en la finca, el administrador de esta deberá elegir varios aspectos relacionados con el suministro eléctrico que se instalará en el edificio y cerciorarse de que la luz no esté dada de baja. Se deberán tener en cuenta los siguientes aspectos antes de la instalación:

  • La potencia eléctrica a contratar.
  • La tarifa eléctrica para el recinto.
  • La necesidad o no de tener un maxímetro instalado en el edificio.

Recuerda que los dos primeros conceptos también hay que tenerlos en cuenta cuando contratamos la luz en una casa nueva.

Comunidad de vecinos: ¿qué potencia eléctrica contratar?

La potencia eléctrica hace referencia a los kilovatios que pueden estar conectados al mismo tiempo sin que salten los plomos. En definitiva, cuántos aparatos eléctricos pueden funcionar a la vez sin que se vaya la luz.

Es por ello que es de gran importancia calcular la potencia máxima necesaria para el buen funcionamiento de todas las zonas comunes del recinto de la comunidad de vecinos. Puede calcular la potencia que su comunidad de propietarios va a necesitar mediante dos métodos:

  1. Asesoramiento de un electricista autorizado: se puede contratar un electricista autorizado para que realice una inspección de los aparatos eléctricos de la comunidad y así determinará la potencia eléctrica necesaria. Esta opción es la más recomendable y fiable aunque suponga un coste extra para la comunidad.
  2. Uso de una calculadora de potencia: existen aplicaciones que permiten hacer una estimación la potencia eléctrica necesaria para su comunidad. Esta opción no es tan recomendable ni fiable ya que es una estimación y no está hecha por un experto.

Instalaciones monofásicas y trifásicas

Existen instalaciones monofásicas e instalaciones trifásicas. Las primeras se suelen utilizar en las viviendas ya que la potencia máxima a contratar es de 13,86 kW. En cambio, las instalaciones trifásicas se utilizan en edificios ya que la potencia mínima a contratar es de 15 kW.

La gran mayoría de comunidades de propietarios cuentan con instalaciones trifásicas ya que al disponer de ascensor se necesita una potencia eléctrica superior.

Resumiendo

Si tu edificio no necesita más de 13,86 kW, necesitará una instalación monofásica, por el contrario, si necesita más de 13,86 kW se instalará una trifásica.

Tarifas de acceso

En la siguiente tabla puedes observar cuáles son las tarifas de acceso que debes de escoger para tu edificio dependiendo de la potencia que se vaya a necesitar contratar:

Tarifa de accesoPotencia eléctrica
Tarifa 2.0AInferior a 10 kW
Tarifa 2.1AEntre 10 kW y 15 kW
Tarifa 3.0ASuperior a 15 kW

Last modified the 19 noviembre 2019

¿Necesitas dar de alta la luz?

papernest es un servicio gratuito

No dudes en llamar a papernest para recibir asesoramiento gratis en menos de 5 minutos.

Información

¿Qué tarifa eléctrica elegir para la comunidad de vecinos?

Al tratarse de edificios enteros, la potencia eléctrica que se necesita para poder hacer funcionar todos los aparatos eléctricos es más elevada que la de una vivienda. Una vez se tenga hecha una estimación de la potencia eléctrica que se va a necesitar, el administrador del edificio podrá entonces decidir entre las tarifas eléctricas disponibles.

  • Si la potencia eléctrica es inferior a 10 kW, se deberá escoger una tarifa de la luz en la que estén permitidas las tarifas de acceso 2.0A.
  • Cuando la potencia eléctrica que se necesita oscila entre los 10 kW y los 15 kW, se escogerá una tarifa de luz que pueda usarse con tarifas de acceso 2.1A.
  • Si la potencia necesaria es superior a 15 kW, la tarifa de luz deberá ser compatible con tarifas de acceso 3.0A.

Es muy improbable que un edificio vaya a necesitar una potencia inferior a 10 kW a no ser que se trate de un edificio pequeño y antiguo sin ascensor ni garaje. Si el edificio cuenta con un ascensor, la potencia deberá de ser superior a 10 kW. De normal, los edificios de nueva construcción suelen necesitar potencias superiores a 15 kW, por lo que habrá que buscar entre las tarifas de luz compatibles con la tarifa de acceso 3.0A.

Precio indexado

Las tarifas de suministro eléctrico pueden ser con un precio fijo de consumo o un precio referente al mercado diario. Este último también es conocido como precio indexado y suele aplicarse en edificios o industrias porque supone un ahorro en la factura de la luz en comparación a los precios fijos.

Los precios indexados se caracterizan por no tener un precio fijo sino que el precio está influenciado por el mercado diario mayorista (pool). Contratando una tarifa con precios indexados ahorrarás en tu factura de la luz ya que a ciertas horas del día el coste puede ser 0, y en las horas más caras, el precio es similar al de las tarifas con precios fijos.

Si decides contratar una tarifa con precios indexados, la comunidad de vecinos pagará por lo consumido según los precios marcados en el mercado, y la comercializadora eléctrica aplicará un beneficio sobre el importe establecido.

Una vez se tenga clara la potencia a contratar, la tarifa de acceso y la posibilidad de contratar una tarifa con precios indexados, el administrador del edificio deberá elegir la tarifa de luz a contratar. Es recomendable utilizar un comparador de tarifas de luz para comprobar cuál es la opción más acertada dadas las condiciones que el edificio requiere.

¿Necesita mi comunidad de vecinos un maxímetro?

Un maxímetro es un instrumento que registra la potencia máxima que requiere un suministro eléctrico durante periodos de 15 minutos, anotando si en algún momento se excede la potencia máxima contratada.

Los maxímetros permiten que no salten los plomos si se supera la potencia máxima contratada, es decir, nunca se cortará el suministro eléctrico. Se suele instalar en edificios ya que el funcionamiento de muchos aparatos eléctricos es necesario que no pare nunca como los ascensores, puertas de garaje o sistemas de seguridad.

Gracias a la instalación de un maxímetro, el presidente de la comunidad de vecinos podrá comprobar si es necesario aumentar o disminuir la potencia contratada en el edificio. Aquellas comunidades de vecinos que hayan contratado potencias eléctricas superiores a 15 kW tendrán un maxímetro. En cambio, aquellas con potencias inferiores a 15 kW contarán con un Interruptor de Control de Potencia (ICP).

FAQ

¿Cómo dar de alta la luz en comunidades de vecinos?

Para dar de alta la luz tras una mudanza a una comunidad de vecinos, primero de todo se necesita contar con la instalación del suministro eléctrico. Una vez hecha la instalación, el presidente de la comunidad podrá ponerse en contacto con la comercializadora con la que quiera contratar la tarifa de luz elegida. La comercializadora le pedirá la documentación necesaria para realizar el trámite con éxito.

  • Datos del titular del contrato de luz, en este caso el administrador del edificio.
  • Potencia eléctrica que se quiera contratar.
  • Código Universal de Punto de Suministro (CUPS): la distribuidora se lo proporcionará tras la instalación eléctrica y si no, puede ponerse en contacto con ellos y solicitarlo
  • Boletín Eléctrico: si el edificio nunca había tenido suministro eléctrico o si dicho suministro tiene más de 20 años.
  • Cuenta bancaria donde se domiciliarán las facturas.

El alta de la luz, al igual que pasa con el trámite de un piso nuevo o en una casa vieja, tardará en hacerse efectiva de 5 a 7 días hábiles contando con los días de la instalación en los que la distribuidora mandará a un técnico para instalar el contador en el edificio.

¿Cuánto cuesta dar de alta la luz en una comunidad de vecinos?

El coste por dar el alta de la luz es el mismo ya sea una vivienda, un local o un edificio entero. Si el edificio no cuenta con un suministro eléctrico, se deberán abonar los derechos de acometida que cubren los gastos de la instalación eléctrica:

  • Derechos de extensión: 17,37€/kW + IVA para cubrir los gastos de la instalación eléctrica.
  • Derechos de acceso: 19,70€/kW + IVA cubren el coste por el uso de la red de transporte eléctrica.
  • Derechos de enganche: 9,04€ + IVA destinados a cubrir el coste por conectar la instalación del suministro en el edificio con la red eléctrica.

Los derechos de acometida deberán multiplicarse por la potencia eléctrica contratada y se pagarán una sola vez en la primera factura de la luz a la distribuidora eléctrica de su zona geográfica.

Además, si se da el alta de la luz por primera vez en el edificio, la distribuidora eléctrica de la zona que realice la instalación del suministro eléctrico cobrará un depósito de garantía a modo de fianza en caso de impago. El depósito se corresponde con el coste de su factura mensual que equivale a 50h de uso de la potencia eléctrica máxima contratada.

En resumen

Dar de alta la luz en una comunidad de vecinos supondrá un gasto compuesto por dos costes diferentes – los derechos de acometida que cubren lo que cuesta la instalación del suministro, y el depósito de garantía. Ambos costes se pagan a la distribuidora, no al técnico o a la comercializadora. El cobro quedará refejado en la primera factura de la luz y será la comercializadora quien se haga responsable de hacerle llegar el importe a la distribuidora.

¿Qué tarifa de luz le conviene a tu comunidad? Llama a papernest es gratis y rápido.

Información

Comentarios

Learn more about our process for controlling and publishing ratings