¿Cómo ahorrar con las nuevas tarifas de luz?

Resumen: Concentrar el consumo durante las horas valle, revisar la potencia eléctrica y evitar utilizar muchos electrodomésticos al mismo tiempo son las recomendaciones de la CNMC para conseguir reducir las facturas eléctricas.

Un ahorro del 6,7% de media

El nuevo sistema para la tarifa de luz del mercado regulado, la PVPC (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor) entrará en vigor a partir del 1 de junio. Este nuevo sistema ha sido establecido por la CNMC (Comisión Nacional del Mercado y la Competencia) que pronostica que los consumidores pasarán a ahorrar un 6,7% en sus facturas eléctricas de media.

A partir de aquí es donde entran las matizaciones en los porcentajes, ya que para la mayor parte de los usuarios, en total unos 19 millones de consumidores, el ahorro solo será del 3,3%. No obstante, según señalan desde la CNMC, para aquellos que ya se han acogido a una tarifa con discriminación horaria la factura aumentará unos dos euros al mes aproximadamente a causa de los cargos y las facturas en los peajes.

¿Cuáles son los impuestos de la electricidad?

En la actualidad los impuestos representan el 21,4% de la factura de un consumidor particular, mientras que el consumo realizado es solo del 24,1%. El resto son cargos establecidos por el Estado en base al déficit del sistema eléctrico, primas a los productores de energía renovable y otros cargos que implican un 32,6%. Por último, existe otra parte de la factura que corresponde a los peajes que fija la CNCM para remunerar a las redes eléctricas, esto es un 22%.

¿Cuáles son los periodos de la nueva tarifa?

La nueva tarifa que entra en vigor a partir del 1 de junio establecerá tres periodos:

  1. Periodo de horas valle.
  2. Periodo de horas punta.
  3. Periodo de horas llanas.

El periodo de horas valle, que fijará el precio más bajo del día, tendrá lugar entre la medianoche y las 8 de la mañana de lunes a viernes y durante las 24 horas del día durante los fines de semana y festivos. El periodo de horas punta, con el precio más caro, tendrá lugar entre las 10 de la mañana y las 14 horas del mediodía, y entre las 18 horas y las 22 horas de la noche, de lunes a viernes. El resto de horas corresponderán a las horas llanas y estas tendrán un precio intermedio. Es decir, de lunes a viernes desde las 8 de la mañana hasta las 10 de la mañana, desde las 14 horas hasta las 18 horas y desde las 22 horas de la noche hasta la medianoche.

Según explican desde la CNCM, las horas punta tendrán un coste superior del 95% respecto a las horas valle, y las horas del periodo llano un 25% más barato con respecto a las horas punta. Además, este nuevo sistema también introduce dos horarios para la potencia eléctrica, con un periodo de horas punta de 8 de la mañana hasta la medianoche de lunes a viernes, y otro periodo valle el resto de horas entre semana y todas las horas del fin de semana y festivos.

¿Cómo ahorrar con la nueva tarifa?

Tal y como explican desde la CNCM, existen varias formas de ahorrar en las factura de luz:

  • Concentrar el consumo en las horas valle.
  • Comprobar nuestra potencia eléctrica.
  • Evitar utilizar todos los electrodomésticos.

Si concentramos el consumo durante las horas valle o las horas que transcurren durante el periodo llano se podría conseguir un ahorro de hasta el 30%. Aunque puede ser que el consumidor no pueda concentrar siempre su consumo durante estas horas, por lo que los beneficios de las nuevas tarifas están puestas en tela de juicio desde algunos sectores.

Por otro lado, aquellos consumidores que tengan un gran equipamiento eléctrico y eviten utilizarlo durante las horas punta de forma simultánea, podrían conseguir un ahorro de entre 200 y 300 euros al año según la CNCM.

Revisar la potencia eléctrica

La potencia eléctrica es el número máximo de kilovatios que contratamos para poder utilizar nuestras electrodomésticos sin que se active el ICP (Interruptor de Control de Potencia) para cortar el suministro eléctrico. El término de potencia, que forma parte de la parte fija de nuestra factura, se multiplica por los kilovatios que hemos contratado, por lo que conviene revisar si necesitamos la potencia eléctrica contratada realizando un estudio de consumo en nuestro hogar.

Compara entre las tarifas

Otra de las formas en las que se puede conseguir un ahorro es al comparar entre las ofertas de electricidad. Utilizando un comparador de luz podemos conseguir un ahorro importante. Según las asociaciones de consumidores existe una diferencia de 200 euros al año entre las tarifas más baratas y las más caras, aunque el pasado año solo un 7% de consumidores cambiaron su tarifa para conseguir un ahorro.

Redactor

Escrito por Alejandro Plaza

Actualizado el 3 Jun, 2021