Cambio de titular

Cambiar el titular del contrato de luz o de gas

Cambiar el titular de un contrato de electricidad o de gas puede ocurrir en el caso por ejemplo de un alquiler de nuevo un inquilino o por la adquisición de una nueva vivienda. En términos más simples el cambio en la titularidad de un contrato corresponde a la situación en que se cambia el nombre de la persona a nombre de la cual está ligado un contrato.

En el suministro de gas intervienen dos actores:

  • La empresa que suministra el gas.
  • El cliente quien paga un monto en la factura.
  • Las partes de un contrato de gas se obligan de la siguiente manera:

  • La empresa a suministrar el servicio de gas.
  • El cliente a pagar una cierta suma de dinero por dicho suministro.
  • El cambio de titular del contrato también puede ocurrir como resultado de una compraventa o alquiler.

    Para que el antiguo propietario de la vivienda esté exento de responsabilidad y que el nuevo dueño sea el responsable directo del servicio que va a utilizar.

    Para proceder al cambio de titular del contrato es necesario proporcionar la siguiente información:

    • Los documentos del nuevo titular.
    • Los documentos del anterior titular.
    • La dirección de la vivienda.
    • La potencia eléctrica.
    • La tarifa de acceso al gas natural.
    • El Código Universal del Punto de Suministro (CUPS) que figura en el recibo.
    • La cuenta bancaria del titular.

    Riesgos del no cambio del titular del contrato de gas

    Acá encontrarás mas información sobre los trámites del cambio de titularidad.

    El no cambio del titular puede tener consecuencias en el caso de que el antiguo titular se encuentre en situación de deuda, si éste deja de pagar el coste del suministro de electricidad el responsable será la persona que figure como titular del mismo por lo que seguirá sujeto a dicho contrato y se le podrá exigir dicho importe así no haya sido quien consumió el gas.

    En el caso de que el cliente adquiera una vivienda que posea una vivienda se le recomienda dar de baja el suministro y volver a dar de alta el contrato a nombre de esa persona. Ello permitirá a la empresa, de una parte recolectar el monto debido á través de un procedimiento jurídico y de otra parte, al nuevo inquilino disponer de electricidad en su nueva vivienda.

    En caso en que el propietario no haya realizado el cambio del titular del contrato, solo el cambio de domiciliación bancaria está a cargo de dicha deuda ya que ante la empresa él es la persona responsable del suministro por lo que sería imposible hacer un cambio al nuevo inquilino hasta que este no salde su deuda anterior.

Utilizamos las cookies para presentarle un contenido susceptible de interesarle.