Cámbiate a las bombillas de bajo consumo

Resumen: El hecho de utilizar bombillas de bajo consumo, se traduce en un ahorro bastante significativo pues consumen 80% menos luz, pueden llegar a tener una vida de entre 6 a 8 veces más larga frente a las bombillas convencionales y emiten menos CO2.

Es así que con el propósito de cambiar positivamente los hábitos en los españoles, el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio lanzó una iniciativa para popularizar la implementación de las bombillas de bajo consumo energético en las viviendas.

Como parte de esta iniciativa, el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio emitió vales adjuntos a las facturas de luz que podían ser canjeados gratuitamente por una bombilla de luz de bajo consumo en cualquiera de las oficinas de correo. En el caso de contar con una factura de tipo electrónico, se habilitó un enlace online para poder descargar el vale de canje. Solo bastaba con rellenar los campos vacíos con el correspondiente NIF o el código que le indicado la empresa eléctrica, seleccionar la misma en el siguiente campo y finalmente imprimir el vale regalo. De haberse ya solicitado un cupón anteriormente, se generaba un nuevo cupón con exactamente el mismo identificador.

Solo existen ventajas

Existen varias ventajas respecto al uso de la bombilla de bajo consumo frente a la tradicional. La nueva tecnología que ofrecen las bombillas de bajo consumo ofrecen varias ventajas como te lo explicamos a continuación:

  • Más eficientes: significan 80% menos de electricidad consumida.
  • Más duradera: cuentan con una vida de como mínimo, 6 veces más
  • Más económicas: si bien su precio de venta al consumidor es más elevado, su coste se recupera en menos de 1 año, por lo que al final resultan más baratas.
  • Más ecológicas: Emiten mucho menos CO2 al ambiente.

¿Cómo maximizar el rendimiento de mis bombillas de bajo consumo? 

Para maximizar el rendimiento de tu bombilla de bajo consumo, debes pensar estratégicamente. Lo primero que hay que determinar es en qué parte del hogar se consume energía durante más tiempo. Esas partes de la vivienda deben tener preferencia a la hora de la instalación de las bombillas de este tipo. Además, es conveniente instalarlas en los espacios o habitaciones donde se mantiene la luz encendida durante mayor tiempo, es decir, donde su uso es continuado ya que al apagarlas y encenderlas de manera muy usual disminuye su vida útil.

Por otra parte, asegúrate de elegir la tonalidad de luz más adecuada a tus gustos y necesidades. La temperatura de la luz se mide en grados Kelvin. Es así que a mayor número de grados, más blanco es el tono.

Las bombillas de ahorro, por lo general, están definidas en tres tonalidades distintas:

  • Tono cálido (2700k): se utiliza en espacios dedicados al descanso dado que aporta tranquilidad y calor. Se emplea comúnmente en dormitorios, salones, spas, etc. Este tono de iluminación transforma los ambientes en lugares acogedores donde nos sentimos más cómodos.
  • Tono blanco (4000k): Es el tono de nivel intermedio, ni cálido ni especialmente blanco y justamente por ser el más equilibrado, es el que mejor se acopla en la mayoría de estancias. Se acostumbra utilizar en baños así como en salas de estar. Los negocios que más lo utilizan son los que están incluidos en el sector de la alimentación y la moda, puesto que este tono realza los colores de los alimentos y prendas de vestir y aporta claridad.
  • Tono superblanco (6500k): También llamado “tono de actividad”, por ser el que más claridad presta y por ser el idóneo para espacios donde la cantidad de luz es vital para trabajar bien y con fluidez. Es un tono frecuentemente utilizado en cocinas y zonas de estudio así como en hospitales, oficinas y consultorios en lo que respecta al ámbito profesional.

El casquillo con el que cuentan las bombillas de bajo consumo permiten su sustitución sin ningún problema. Cuando termine su vida útil, pueden y deberían ser recicladas. Para ello, entrégalas en tu tienda de costumbre o deposítalas en algun punto limpio autorizado.

Consejos útiles para ahorrar energía en la iluminación del hogar 

A continuación te presentamos alguno simples consejos que puedes poner en práctica para que ahorres en iluminación dentro de tu vivienda:

  • Reemplaza las bombillas incandescentes por bombillas de bajo consumo con etiquetado energético de clase A como mínimo.
  • Aprovecha la luz natural todo el tiempo que sea posible.
  • No dejes encendidas las luces en habitaciones donde no se encuentra nadie.
  • Instala reguladores de intensidad luminosa.
  • Usa tubos fluorescentes en donde puedas y, sobre todo, en la cocina, donde las horas de utilización de luz son mayores.
  • Utiliza colores de pintura claros tanto en las paredes como en techos.

Como lo mencionamos anteriormente, para conseguir una buena iluminación y una que te satisfaga, debes estudiar las necesidades de cada uno de los espacios de tu vivienda y tener en mente que no todos los espacios requieren la misma cantidad ni tiempo de iluminación. Por ello que es de suma importancia elegir la bombilla más adecuada para cada ambiente.

Te puedes informar en tiendas o pregunta a tu instalador sobre el tipo de iluminación más recomendable de esta manera, te asegurarás de sacar el máximo rendimiento a tu consumo.

 

Actualizado el 21 Jul, 2021

redaction Sobre nosotros
Redactor

raquel

Comentarios

bright star bright star bright star bright star grey star