Más de 210.000 clientes han aplazado sus facturas de luz y gas

Resumen: Te contamos por qué las compañías eléctricas dieron la posibilidad de aplazar los pagos de las facturas de la luz a sus clientes profesionales y particulares durante el Estado de Alarma y cuál ha sido el impacto de esta medida en la actualidad.

Medida para hacer frente a la crisis del coronavirus

Dentro del paquete de medidas aprobadas durante el Estado de Alarma fue la posibilidad por parte de los consumidores de aplazar el pago de sus facturas de luz y gas. Esta opción no solamente estuvo disponible para clientes profesionales (empresas y autónomos) sino que también se extendió en el caso de clientes particulares para poder flexibilizar el pago de las facturas de la luz en las viviendas.

El Gobierno prohibió los cortes del suministro eléctrico durante el confinamiento y la medida de aplazar los pagos de las facturas de energía aparece para dar una solución temporal a este problema.

demanda energetica facturas luz
Muchos clientes solicitan aplazar el pago de sus facturas

La medida surgió para ayudar y proteger a los colectivos vulnerables sin ingresos o con ingresos limitados durante el confinamiento y propone el abono de forma fragmentada durante un periodo de tiempo de 6 a 12 meses, según las condiciones de cada compañía.

Aplazamiento de facturas de energía por compañías

A continuación te mostramos las diferencias entre el número de solicitudes recibidas a las grandes comercializadoras eléctricas que operan en el mercado energético español:

  1. Naturgy: fue la primera en adoptar la medida para viviendas, autónomos y empresas tanto para las facturas de electricidad como de gas natural. Actualmente cuenta con la mayor cantidad de solicitudes alcanzando la cifra de 121.000 usuarios. La opción estuvo disponible solamente para clientes del mercado libre al principio aunque se extendió para los clientes que tienen contratadas las tarifas de luz y gas en la sección de mercado regulado con esta compañía.
  2. Iberdrola: en este caso, el número de clientes domésticos y profesionales con contratos de luz y gas que lo han solicitado ha sido de 38.000 aproximadamente. Tanto los clientes de mercado libre como regulado han tenido acceso a esta medida y cuentan con hasta 1 año de plazo para devolver el importe de las facturas emitidas durante el Estado de Alarma.
  3. Endesa: ha hecho la mínima concesión posible de solicitudes para el aplazamiento de los pagos de las facturas por parte de sus clientes con tarifas para empresas y negocios. Apenas 4.100 clientes profesionales han conseguidos fraccionar los pagos durante 6 meses a posteriori.

Reducción de la potencia como medida secundaria

Además de la propuesta anterior, que afecta directamente a las comercializadoras de electricidad con mayor cuota de mercado dentro de España, el Gobierno también ha planteado la posibilidad a las empresas y autónomos de reducir la cantidad de potencia eléctrica contratada en sus oficinas y locales de trabajo.

Cómo afecta la potencia eléctrica en la factura de luz

Potencias normalizadas
Reducir la potencia eléctrica disminuye el coste fijo

La iniciativa para promover la reducción del rango de potencia eléctrica en puntos de suministro ha conseguido disminuir el importe del término fijo en las facturas de luz de los consumidores (sobre todo autónomos, pymes y grandes empresas) que lo han podido solicitar durante el Estado de Alarma. Esta posibilidad siempre está disponible pero hasta el momento presente muchos clientes no se la habían planteado.

¿Cuánto dinero se ahorra con esta medida?

La reducción de la potencia eléctrica puede economizar de 10 a 50 euros en el caso de clientes particulares y de 130 a 1000 euros para negocios y empresas. Todo depende del tipo de tarifa contratada, la cantidad de tramos que se reducen y las rutinas de consumo energético.

Según las cifras oficiales de la asociación de grandes grupos energéticos AELEC (compuesto por las distribuidoras de electricidad: Endesa, Iberdrola, Naturgy, EDP y Viesgo) casi 89.000 clientes decidieron bajar su potencia de luz en el lugar de trabajo e incluso en domicilios para reducir los costes de manera permanente de cara a las próximas facturas de luz y minimizar los costes por llevar a cabo su actividad económica.

Consecuencias de la reducción de la potencia eléctrica

Este repentino recorte ha dado lugar a que disminuyan considerablemente los ingresos del sistema de energía eléctrica en España. El mayor numero de peticiones en este caso se realizó a Endesa (más de 35.000 del total), seguida por Naturgy (6.750). Viesgo fue la que menos tuvo (690) y el resto corresponden a Iberdrola y EDP.

Comercializadoras
Las medidas anticrisis afectan a las compañías de luz

El impacto económico repercute en el nivel de ingresos de las compañías distribuidoras (más de 461.000€ mensuales) que además tampoco podrán cobrar los impuestos y peajes a las comercializadoras tal y como se explica aquí. Esto supone que el Gobierno tendrá que cubrir estas pérdidas al sistema eléctrico realizando transferencias que forman parte del PGE (Presupuestos Generales del Estado).

 

Redactor

Escrito por Laura Serrano

Actualizado el 28 Jul, 2020